Comenzaba un tranquilo día de verano. Se respiraba calma y alegría nerviosa en la casa de los novios. Isabel e Israel celebraron su boda junto a los suyos en un lugar muy especial, la casa de los padres de Isabel, bajo el sol de julio. Tras la ceremonia civil, pasaron al cóctel en el mismo jardín con el fresco olor del césped y el brillo de la piscina.

Fotógrafa: Noelia Jiménez.

Banquete: Restaurante Victoria (Arnedo).