Esprit celebra en su thanksgiving dinner #bethespirit en un precioso apartamento turístico 60 balconies en la calle Almirante decorado con un gusto increíble. El ambiente hacía que todos se sintieran como en casa.

Además el equipo de Esprit organizó dos actividades para que los invitados estuvieran entretenidos: crear su propio ramo con flores y preparar el postre que se comerían al final de la cena. La decoración de la mesa donde cenaron no pudo ser más espectacular, aún siendo noviembre, podía respirarse un ambiente totalmente navideño.

Al final del evento Esprit realizó una donación, con ropa de la marca, con la fundación Asion.

A continuación podéis ver mis fotos realizadas para el evento.